Mujeres y TIC: Interacción en crecimiento

Aquello que en los años sesenta comenzó como una red de informaciones para uso militar, y diseñado para que pudiera sobrevivir a un ataque nuclear, por ejemplo, fue evolucionando hacia esta maraña comunicacional que es Internet y el correo electrónico que hoy conocemos. Artículo de Gabriela de Cicco para la Asociación para los Derechos de la Mujer y el Desarrollo (AWID).


(Mujereshoy) Desde los primeros diseños de las páginas personales, comerciales o de universidades, hasta los weblogs (diarios en línea), llegando hasta la tecnología de los mensajes de textos enviados por los teléfonos celulares y pasando por la utilización de software y sistemas operativos de fuente abierta (open source) como el GNU Linux, todo parece anunciar una cadena de avances. Y siempre hay novedades.


En diciembre de 2004, Google sorprendió con una noticia que tocaba directamente el corazón de la educación. La empresa anunciaba que había firmado un acuerdo con cinco de las universidades más importantes del mundo (de habla inglesa), estas son: Michigan, Stanford, Harvard, Oxford y la Biblioteca Pública de Nueva York.


Susan Wojcicki, directora de productos de Google, ha asegurado que “el objetivo del proyecto es abrir la riqueza de la información que está ‘off line’ y ofrecerla ‘on line’”.


Es decir que cualquier/a internauta podrá tener acceso a esos libros digitalizados, pidiéndolos prestados por medio de los enlaces de Google o bien para realizar una simple consulta.


En algunas de estas bibliotecas, como en otras del mundo, ya existe un sistema de consulta interuniversitario más parecido a una gran intranet (una red sólo para uso interno de una organización, grupo, universidad o empresa).


Este proyecto cultural que a primera vista seduce a cualquiera que esté acostumbrada/o al uso de las tecnologías de información y comunicación (TIC), tiene un lado, que hasta el momento, no se conoce: ¿Qué cantidad de ese material se encontrará en otro idioma que no sea el inglés? Si por razones de copyright los textos deberán estar fechados desde hace 70 años hacia atrás, como es el caso de los libros liberados por la Biblioteca de New York, ¿de qué manera se podrá acceder a los grandes archivos de materiales feministas que estas bibliotecas tienen? ¿De qué manera se priorizarán los temas para ser digitalizados en los próximos seis años?


En el caso de Harvard, la universidad limitó el número de volúmenes por escanear a 40.000. Oxford, por su lado, limitó la digitalización a los volúmenes del siglo XIX contenidos en sus archivos bibliográficos, incluyendo novelas, obras poéticas, obras políticas y libros de arte, según el portavoz de la propia universidad.


En América Latina, según datos obtenidos en el año 2003 para una investigación realizada por el Programa de Apoyo a las Redes de Mujeres de la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones (APC), el porcentaje de mujeres que utilizan Internet y correo electrónico ronda entre el 38 y el 42 por ciento. Esto significa un gran crecimiento en los últimos cinco años. La gran mayoría de esas mujeres viven en las ciudades, están alfabetizadas, y seguramente tendrán conocimiento de inglés.


Por el momento, cuando se calcula que el 75 por ciento del contenido de Internet está en ese idioma, pensamos que todo este caudal de ‘conocimiento’ digitalizado al que prontamente se tendrá acceso, seguirá dejando por fuera del sistema a un gran número de personas, muchas de ellas mujeres.


Para conversar sobre el tema, entrevistamos a Daphne Sabanes Plou, coordinadora del Programa de Apoyo a las Redes de Mujeres para América Latina, programa integrante de la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones (APC).


Asociación para los Derechos de la Mujer y el Desarrollo (AWID): ¿A qué se debe el crecimiento del número de mujeres que acceden al uso de las TIC y entre ellas a Internet y al correo electrónico?


Daphne Sabanes Plou: Cada vez hay más usuarias de TIC debido principalmente a una cuestión de difusión de Internet y las tecnologías que permiten el acceso a la navegación y al correo electrónico y también a un acercamiento mayor de las mujeres a la tecnología, al tener acceso a más información sobre las TIC y ver que pueden dominar estas tecnologías de comunicación, al menos su uso. Esto siempre limitado por supuesto a mujeres de clase media, con educación secundaria al menos, que viven en ciudades y tienen el poder adquisitivo como para pagar una conexión en sus hogares o en el cibercafé. También hay un uso importante en las oficinas y en las organizaciones sociales y de mujeres y feministas. Es bueno tener en cuenta que prácticamente todas las organizaciones no gubernamentales (ONG) cuentan con línea telefónica y computadora, de modo que el acceso a Internet y el trabajo en red y la navegación de Internet para obtener información o difundir la propia se ha hecho algo habitual. Esta tarea muchas veces está a cargo de mujeres que trabajan o colaboran en las organizaciones.


AWID: ¿De qué manera el uso de las TIC le ha servido a los movimientos o grupos de mujeres en la región?


DSP: Creo que lo más importante ha sido la creación de redes para el intercambio y para generar acciones conjuntas, ya sea a través de campañas que se pueden extender a toda la región, organizar lobbies ([cabildeos] sobre un tema en común e influir sobre la opinión pública de los países y sobre los que deciden en políticas públicas, tanto a nivel local como regional. Esto ha permitido aumentar el activismo de las mujeres, pero no sólo virtual, sino también en acciones concretas para llevar los temas a sus autoridades y discutirlos también en el movimiento de mujeres y feminista. Además, ha permitido el intercambio de insumos para dar sustento a investigaciones sobre la condición de la mujer en distintos países, lucha por derechos o aprobación de determinadas leyes, para hacer frente a ataques de los sectores conservadores, etc.


AWID: ¿Crees que proyectos como el de Google pueden ayudar a reducir la brecha del acceso al conocimiento por parte de las mujeres en particular? ¿Existe algún proyecto similar en Latinoamérica?


DSP: Creo que ayudan. No sé cómo se puede medir esta cuestión de la reducción de brechas, pero no hay duda que toda herramienta práctica, sencilla de usar, gratuita y de fácil acceso puede dar lugar a resultados positivos en materia de acceso al conocimiento y a mayor información, tanto de mujeres como de varones. Creo que lo importante es lograr equidad en este sentido, alentando a las mujeres a utilizar las TIC como algo habitual, para su información, capacitación, activismo, entretenimiento, etc. No conozco un proyecto similar en la región.


AWID: ¿Creés que el libre acceso a libros y periódicos ‘on-line’, si hay más mujeres con acceso a Internet, ayudará a reducir la brecha educacional en los próximos 10 años?


DSP: Pienso que esto es posible, siempre y cuando comience a respetarse la diversidad de idiomas que existen en nuestra humanidad. Si la mayor parte de la información y de los contenidos sustanciales continúan estando en inglés, poco podrá lograrse. Además, también es importante la producción de contenidos locales y desde la perspectiva de género, teniendo en cuenta la búsqueda de la igualdad de oportunidades, la equidad en los resultados y el empoderamiento de las mujeres. Las mujeres deben tener la oportunidad de dar a conocer su producción de conocimientos, hecho muchas veces invisibilizado y no valorado. No es solo cuestión de tener a más mujeres navegando, ‘chateando’ o mandando correos electrónicos, sino produciendo conocimientos, creando sitios, escribiendo en weblogs [bitácoras], dibujando, diseñando, aportando al conocimiento de la humanidad desde su perspectiva y con equidad en el acceso a los bienes y oportunidades que ofrece la tecnología, al disfrute de la misma para su progreso y para producir cambios radicales en la condición de la mujer que signifiquen el fin de toda discriminación, violencia e injusticia de género.


AWID: ¿Qué opinión te merece el boom del uso de los weblogs?


DSP: Creo que los weblogs son un espacio de libertad interesante, para compartir opinión, iniciativas, e incluso para mantener un lugar para la reflexión personal y la creatividad. Conozco a varias mujeres que mantienen sus weblogs con mucho humor y originalidad. Habla esto también de una apropiación interesante de la tecnología que va más allá del utilitarismo y significa ya una incorporación de las TIC a la vida cotidiana, a la creación y a la búsqueda de proyección personal.


Fuente: Asociación para los Derechos de la Mujer y el Desarrollo, EnLACes de AWID, Año 2 Nº 82.