[Edición especial] Escritura cyborg: las máquinas también sueñan

×

Error message

User warning: The following module is missing from the file system: autosave. For information about how to fix this, see the documentation page. in _drupal_trigger_error_with_delayed_logging() (line 1156 of /var/www/drupal-core-v7/drupal-7.75/includes/bootstrap.inc).

A mi me interesa hablar de las posibilidades de experimentación, del error, de la diversión, de la colaboración y también de la seriedad de las tecnologías feministas (FemTechNet). Y teniendo en cuenta todo eso, me gusta hablar de la creación de bots en Twitter como un primer acercamiento a la programación y al proceso de aprendizaje de las tecnologías digitales.

 

Un bot (aféresis de robot), según la Wikipedia, es un programa informático que efectúa automáticamente tareas repetitivas a través de internet, cuya realización por parte de una persona sería imposible o muy tediosa.

 

El origen de la palabra bot es un diminutivo de la palabra robot, cuya etimología proviene de la palabra checa robota que significa ‘trabajo’, ‘servidumbre’ o ‘trabajo forzado’. La palabra fue acuñada por Karel Čapek quien en su obra R.U.R. (Robots Universales Rossum) de 1921, introdujo la palabra robot para referirse a ciertos personajes cuyo fin era aligerar la carga de trabajo de los humanos.

 

Los bots realizan las más variadas tareas y están presentes en mucho de lo que utilizamos en internet hoy: transfieren datos en redes sociales, buscan información personal para mostrar el funcionamiento personalizado de los buscadores, transfieren datos encriptados en transacciones económicas, publican temperatura, la hora, entre muchas otras cosas.

 

También los bots están involucrados en tareas que pueden no ser positivas para la red, como distribución de spam, búsqueda de vulnerabilidades en páginas web con el objetivo de robar datos personales y los famosos trolls y machitrolls, que se encargan de acosar mujeres y personas LGBTQA+ en internet de manera automatizada y repetitiva.

 

Existe una grand confusión cuando hablamos del término “bots” porque suelen ser confundidos con trolls. Un troll sí puede utilizar bots para promover acoso y toda suerte de agresiones en línea, pero eso no quiere decir que un bot sea siempre un troll. Para una lectura más profunda sobre bots y trolls mira acá .

 

Como es sabido los bots necesitan de personas que los programen. Además, lestá la posibilidad de que se los publique en alguna plataforma y se los deje ahí creando, creando infinitamente. Entonces podemos hablar también de una autoría cyborg. Podemos definir los parámetros y luego la máquina trata de generar combinaciones y toda suerte de aleatoriedades entretenidas, as veces medio locas, otras veces poéticas.

 

Entonces podemos hablar también de una autoría cyborg. Podemos definir los parámetros y luego la máquina trata de generar combinaciones y toda suerte de aleatoriedades entretenidas, as veces medio locas, otras veces poéticas.

 

Tipos de bots

 

Podemos clasificar los bots en algunas clases generales:

Spambots: aquellos que publicitan distintos bienes y servicios según las preferencias de los usuarios.

Socialbots: socializan el contenido de los medios informativos o de entretenimiento; responden preguntas de manera automática sobre los contenidos.

Cultural bots: bots culturales desarrollados con motivos artísticos o exploratorios.

Los bots culturales no tienen una intención o objetivo útil, sino que proponen exploraciones sobre el funcionamiento mismo de la internet o de las redes sociales. Los bots creativos, a diferencia de los spambots, mezclan textos, imágenes o emojis provenientes de distintas bases de datos con intenciones poéticas o exploratorias. A la vez que nos hacen pensar cómo es que funciona el lenguaje humano y despiertan reflexiones complejas sobre la comunicación mediada e influenciada por las computadoras .

Se puede todavía encontrar en internet más definiciones y tipos de bots. Así la lista se extiende un poco e incluye a los bots distópicos o de horror que hablan del futuro (o de un presente que asusta en algunos casos); los acumulativos, basados en repetición; los basados en datos como bases de datos y estadísticas; y los opositores, que funcionan para protestar en contra de alguna cosa.

Los bots culturales no tienen una intención o objetivo útil, sino que proponen exploraciones sobre el funcionamiento mismo de la internet o de las redes sociales.

Twitter y los bots

Twitter se convirtió en una plataforma muy popular para publicación de bots por un buen motivo que no nos podemos olvidar: técnicamente está creado en base a bibliotecas de lenguaje de programación de código abierto y su API nos permite automatizar las publicaciones.

En Twitter los bots funcionan haciendo publicaciones en tiempo real según periodos determinados o respondiendo a condiciones especificas. Es importante destacar que cuando se trabaja con código abierto lo que se está creando colabora para la difusión, la experimentación e incluso el aprendizaje colectivo. Existe una gran comunidad alrededor de la escritura automática en Twitter, con gente interesada en intercambiar códigos, técnicas y nuevas formas de interactuar en internet.

Hay un zine llamado Bot!Zine hecho por @veronica donde hay informaciones y difusión de bots inspiradores. Otro sitio web interesante es el Bot wiki, donde además de listar  un montón de bots, se puede aprender como crearlos.

Los bots de Twitter representan un laboratorio de acceso abierto para la programación creativa, donde las buenas técnicas se pueden adaptar y las malas pueden mezclarse para crear nuevas y mejores ideas.

Para empezar: Autoflaneur, por ejemplo, es un bot que funciona como una “guía” para perderse, y ya que estamos acá hablando de experimentación yo creo que no hay nada más experimental para un bot que permite perderse.

 

 

 

Siguiendo esa lógica de pensamiento, del perderse llegamos al placer con el Cliptoscope  Clitoris diphloea – compendio de nuevas especies de clítoris

 

La idea en ese bot es generar estupendas imágenes basadas en el formato del clítoris. Además de eso las formas y colores son generados en 3D utilizando el software Blender. El bot tuitea esas imágenes y les da un título en látin, como “Clitoris baltimorensis”, “Clitoris labrosus”, “Clitoris vagus”, etc. Acá encontramos lo que  genera el bot y también todos los recursos utilizados.

Es importante destacar que cuando se trabaja con código abierto lo que se está creando colabora para la difusión, la experimentación e incluso el aprendizaje colectivo.

Uno de mis bots preferidos es el “Soft Landscapes”, donde la cuenta en Twitter regenera diferentes paisajes en matices degradé

 

A mi también me gustan mucho los experimentos de Emma Watson. En Twitter ella mantiene una lista con todos sus bots. Entre ellos hay toda clase de experimentos. La serie “tiny” me parece interesante por jugar con emojis y armarlos de que es posible mirar en las publicaciones del bot una casa pequeñita , una galería de arte pequeñita , un bosque pequeñito  y pequeñas ciudades.

Los bots Space Travel Bot  y The Sound of Bot, cada cual a su manera, proponen guiarnos a un viaje. El primero a un viaje al spacio y el otro a un viaje por el sonido desde el concepto y la práctica de la escucha profunda de Pauline Oliveros, una compositora, acordeonista estadounidense y figura central en el desarrollo de la experimentación y de la música electrónica de post-guerra (Wikipedia).

Es importante mencionar que también es posible hacer y publicar bots en Mastodon, una alternativa a Twitter que funciona de manera descentralizada . Existe una instancia especial para bots exploratorios. En esa instancia conocí el “Every lesbian” : lesbianas a cada 30 minutos.

 

 

“Si no puedo bailar no es mi revolución”

 

“Si no puedo bailar no es mi revolución” es una frase bastante conocida de la anarquista Emma Goldman que aunque se pueda perecer hoy día más a un cliché, me trae la justa idea de porque más que hablar de las tecnologías nos tenemos que meter en ellas, bailar con ellas, caer con ellas a veces y triunfar con ellas también.

Así tuve la idea de armar un taller  para la creación de robotas utilizando gramática generativa con la ayuda de Tracery y otro sitio llamado Cheap bots done quick, algo como “Bots baratos hechos rápidamente” en español. La gramática generativa es una teoría lingüística desarrollada por Noam Chomsky:

“Una gramática generativa para una lengua concreta pretende describir la estructura gramatical de una lengua mediante una construcción en términos de constituyentes sintácticos jerárquicamente ordenados. Dicha gramática pretende hacer predicciones sobre por qué ciertas combinaciones sintácticas son posibles en una lengua determinada, mientras que otras combinaciones resultan ser oraciones incorrectas o agramaticales (aun cuando en otra lengua sí pudieran ser correctas).”

Lo que más me interesaba era poder probar una manera de aprendizaje con las tecnologías digitales en la que una se divierte, se ríe con las amigas, a la vez  que encuentra errores – que igual se pueden convertir en un buen chisme o en un bot entretenido.

Olvidarse de estar siempre reaccionando a machitrols y también del concepto de “utilidad” fue parte de este proceso. O sea, la idea fue crear un espacio de puro disfrute y aprendizaje colectivo. Aunque mi idea era que la gente disfrutara del aprendizaje sin el compromiso de hacer algo útil, por fin todas las robotas creadas en esos procesos ganaron un tono activista, cada cual a su manera.

 

 

La “cibor sol  creada en Quito, Ecuador, es una robota que te da buen día con un mensaje medio cibor, medio activista, medio místico:

“Buen día para conectar con poesia en eclipse eternamente”;

“Buen día para compartir con trans en la lucha siempre”;

“Buen día para florecer con alegría en la red todo el día”.

Aunque mi idea era que la gente disfrutara del aprendizaje sin el compromiso de hacer algo útil, por fin todas las robotas creadas en esos procesos ganaron un tono activista, cada cual a su manera.

La CHAKALA RIXXO  fue una experiencia bastante interesante porque no se trata de una nueva cuenta creada exclusivamente para crear una robota. Se trata de jugar con el bot utilizando una identidad que existe, pero que también me parece en constante experimentación. Así que genera una confusión interesante, ya que no se sabe si lo que está allí fue escrito por una persona o generado por una robota. Además eso me recuerda que ya no utilizamos tanto los recursos del anonimato o de jugar con los alias en internet, las múltiples identidades y la creatividad que una emprende para conocerse, experimentar, ficcionalizarse.

 

Otra interesante experiencia fue la creación de la Botota, en Twitter. Utilizando el chisme y la ironía esa robota es una señora viuda, feminista, agresiva y feliz. Además de la creación de las combinaciones que generan los textos en si mismos (incluso en guaraní), hubo un empeño en la creación de todo el personaje. En la cuenta se puede ver una portada a un grupo de señoras ante una computadora y también la cara de “La Botota” en colores.

 

Un elemento que me llama siempre la atención en los talleres, que yo los he hecho en distintos países, es que las características culturales son muy importantes y deben tenerse en cuenta. Esto nos lleva a pensar más una vez en lo importante que es que tengamos una internet diversa en todos los sentidos. Por ejemplo, en Paraguay crearon la robota de las yuyeras.

 

 

Yuyeras son las mujeres que trabajan con hierbas medicinales en Paraguay. Hierbas de todos los tipos, incluso para un aborto. Así con una estructura que repite la palabra “aborta”, esa robota quiere abortar; abortar al “feto ingeniero”, “el patriarcado”, “ la heterosexualidad obligatoria con perejil”, etc.

 

Hay infinitas maneras de acercarse a las tecnologías digitales, incluso creando un poco de arte en internet sin que se tenga la intención de ser una programadora que después va a estar haciendo sitios web o bots más sofisticados. Todas las creaciones son válidas si en los encuentros una lo pasa bien, se reí de los errores, se anima al mirar robotas diciendo cosas absurdas. Bon appetiny!

 

 

 

 

- An Introduction to Twitterbots with Tracery: https://programminghistorian.org/en/lessons/intro-to-twitterbots
- Making bots that make art: https://github.com/matteomenapace/making-bots-that-make-art

- Bestiario de bots: http://editorial.centroculturadigital.mx/articulo/bestiario-de-bots

- El mundo secreto de los bots y los trolls… (y cómo esos “ejércitos” influyen en la política): http://www.chequeado.com/investigacion/el-mundo-secreto-de-los-bots-y-lo...
- A protest bot is a bot so specific you can’t mistake it for bullshit:

https://medium.com/@samplereality/a-protest-bot-is-a-bot-so-specific-you...

- Tracery: http://tracery.io/

- Cheap bots done quick: https://cheapbotsdonequick.com

- La robota feminista: https://github.com/stepaola/La-robota-feminista/blob/master/Taller.md