Vamos a hackear internet juntas: 2do FemHackParty LAC

Ni el mal de altura o sus calles que subían y bajaban impidieron que nos reuniéramos, nos ha costado trabajo pero aquí estamos felices después de encontrarnos en la FemHackParty LAC 2019.

En el 2016 coincidíamos en Zapopan, Jalisco mujeres de diversas agrupaciones y movimientos de internet Feminista para participar en el Foro de Gobernanza de internet que reunió al ecosistema global de internet. Nos sumamos a los 16 días de activismo para la erradicación de la violencia contra la mujer y al mismo tiempo hackear el sistema que reunía en un elefante blanco a las voces de internet unas voces que muchas veces –todavía en ese foro lo veíamos y lo vemos- no eran escuchadas: las voces diversas sobretodo de mujeres y donde la formalidad, las formas y las buenas costumbres no tienen espacio para las iniciativas que buscan construir otra opción.

Junto a muchas amigas del ecosistema organizamos el primer FemHackParty en Cuerpos Parlantes –sigue siendo el referente de nuestros sueños- un lugar de expresión auto gestionado por un grupo feminista en Jalisco, reunimos a expresiones latinoamericanas para conversar, convivir e intercambiar.

De esta reunión han surgido muchos proyectos y amistades, lo más importante ha sido continuar con el proyecto.

En el 2018 volvimos a coincidir en la Reunión Preparatoria del Foro de Gobernanza de internet para América Latina y el Caribe (LACIGF) del 2018 en Buenos Aires, Argentina.

Este año nos reunimos en La Paz, Bolivia en la Casa de la Virgen de los Deseos de Mujeres Creando en el marco de la 12va Reunión del LACIGF con la intención de presentar todas aquellas propuestas regionales y locales que buscan hackear internet.

Fueron 19 organizaciones que participaron acompañadas de más de 50 personas durante toda la jornada.

Feminismo en el ecosistema de internet

¿La FemHackParty es un espacio feminista?, claro y no lo vamos a negar, este evento surge y seguirá pensándose como un espacio feminista donde las mujeres puedan reunirse a convivir, aprender y construir.

Con tres eventos como antecedente hemos desarrollado toda una metodología que debemos ir perfeccionando y sumando. No ha sido fácil tampoco ni les voy a decir que todo se ha dado de forma dulce y pacífica.

Primeramente antes de este encuentro se habían realizado otras iniciativas pero ninguna de ellas había tenido la continuidad del FemHackParty. Además nombrar la palabra feminismo en el ecosistema de internet sigue siendo un mito con el que tenemos que nadar contra corriente cargado de estereotipos, micromachismos y uno que otro macho.

Segundo, porque para muchos –y para muchas- sigue siendo un tema de moda. Ganar un espacio en la agenda paralela del LACIGF es un pequeño triunfo porque reconoce la importancia de la iniciativa.

Este evento es muy especial y feminista por la forma en la que se organiza, debe ser fuera de la sede del evento principal y en un espacio feminista –seguro y auto gestionado. También se crea una red de apoyo con participación local y se invitan a participar a todas las organizaciones que trabajan en el tema de mujeres, género, internet y tecnología.

Hemos fortalecido la relación con las mujeres y agrupaciones del país sede, claro también a las regionales pero queremos hacer énfasis en cómo desde lo local se resiste y construye.

Este año hemos propuesto que el evento tenga un código de conducta . Queremos garantizarles a las asistentes y participantes que queremos un espacio seguro y libre de cualquier tipo de violencia.

Vamos a hackear internet juntas

Este año inspiradas por los movimientos feministas en América Latina y el Caribe es que surge la frase “vamos a hackearlo juntas”.La frase tiene el propósito de recordarles a las mujeres que participan en el ecosistema de internet que es necesario trabajar de la mano para lograr una internet feminista.

Aunque podemos tener definiciones diversas, creo que hackear internet para el feminismo es tomar aquello que ya está construido para volverle feminista y no sólo hablo de las máquinas ya construidas sino también de replantear los códigos, los algoritmos, la forma en la que entendemos la tecnología para las mujeres y sus necesidades.

No es cambiar las cosas a morado ni pegarle stickers. Se trata de replantear la forma en la que se ha pensado la tecnología y su uso para las mujeres y, “de paso”, hackear el sistema patriarcal en el que se ha pensado internet.

¿Por qué no criticas este año?”

En una charla de pasillo me dijeron que extrañaban mis tweets donde criticaba cada año (al menos los últimos tres) la falta de paridad en los paneles del LAC IGF. Es correcto, este año no les critique por la inclusión en los paneles porque estuvieron bien representados y dos de ellos en temas como seguridad y encriptación que normalmente pertenecían al “club de toby” en esta ocasión fueron exclusivamente formados por mujeres.

Años de crítica e insistir en la necesidad de saldar una deuda histórica con las mujeres que participan en internet e influenciados por el contexto social y la lucha por los derechos de las mujeres en nuestros países han ayudado a que estos espacios se incluya a las mujeres.

Este año en la 12va Reunión del LACIGF los números han mejorado:

Panelistas: 56% mujeres, 44% hombres
Participantes presenciales: (313) 43% mujeres, 57% hombres
Participantes vía remota: 1.300 por día
Países representados: 25

Aunque en números estamos bien, es importante ver el otro lado de la inclusión. Tener mayor representación física no quiere decir que esas mujeres sean sensibles a la causa feminista. Ya logramos paneles equitativos, ahora necesitamos replantear la transversalidad de los temas y contar con paneles donde efectivamente esté representado el modelo de múltiples partes interesadas.

Que este año tengamos una mayor cantidad de representación femenina no significa que debamos bajar la guardia o como algunos hombres piensan “cumplimos un año y ya”. Para lograr los cambios se debe ser constantes y así como el foro no es vinculatorio pero implica un compromiso de llevar los temas a sus áreas de incidencia y trabajo, es necesario que repliquemos estas mismas acciones a favor de la igualdad y no violencia en nuestros países y organismos.

Replanteando la colaboración multiestakeholder

Debemos replantear la eficiencia del trabajo de múltiples partes interesadas (multiestakeholder) para la causa feminista en internet y si replicar estos modelos está reproduciendo modelos patriarcales.

Si bien este modelo busca la igualdad de condiciones de las personas interesadas (que trabajan, inciden, construyen, estudian) para dialogar en torno a cómo mantener una internet libre, asequible, segura, etc, entender este modelo también implica entender el modelo de poder que existe.

El principio de las múltiples partes interesadas implica un trabajo horizontal donde todas las personas participan en el mismo juego pero ¿cómo desarrollamos este modelo en una lógica feminista?

Primeramente es entender que debemos aceptar un pensamiento capitalista y consumista de internet cuando muchos de los proyectos que se presentan van contra esas prácticas al proponer la construcción de redes comunitarias, colectivas que construyen sus propias app, sistemas para no depender del modelo actual y lograr estar seguras –en verdad- en internet.

El modelo permite que todas las personas interesadas hablen, pero el feminismo busca tomar espacios de causas que no han sido incluidas en los diálogos y que tienen el poder de lograr los cambios deseados.

Pensemos en las empresas que lucran con nuestra información y que bajo el respaldo de las políticas de convivencia censuran los cuerpos femeninos, o también en aquellas personas que siguen creyendo que es una locura construir un código neutro.

No solo hablamos de cómo construir desde el feminismo con cables y algoritmos sino también en cómo desde el poder seguimos sin ser sororas a la causa. Porque hasta en eso seguimos repitiendo los patrones aprendidos del machismo.

¿Cómo entendemos los espacios feministas bajo el poder patriarcal multiestakeholder considerando que hasta las tratativas bajo ese mismo concepto implican negociar mientras el feminismo busca el bienestar de todas las personas?

¿Los espacios feministas, entonces, deben de sentar a la mesa a todas las partes interesadas o debemos empezar a construir por nuestra parte?

Futuro brillante y feminista

La FemHackParty es resultado de la inquietud de muchas mujeres que coincidimos aquella tarde en Zapopan. Muchas de nosotras nos conocimos por vez primera y colocamos una sonrisa a los perfiles en las redes sociales. Más allá de soñar, hemos trabajado los últimos años por construir espacios feministas donde el diálogo y la complicidad sean nuestra mejor herramienta.

Del trabajo voluntario y de la creación de redes este proyecto ha visto la luz, pero sabemos que es necesario seguir construyendo y aprendiendo para mejorar año a año y hacerlo desde una perspectiva crítica feminista.

Santiago de Chile será la sede en el 2020 de la reunión del LACIGF. Ya nos reunimos, hablamos, hicimos catarsis, para seguir creando estos espacios. Estamos convencidas que juntas lograremos un espacio feminista, sororo y tecnológico a la par de unos piscos, humitas o unos alfajores chilenos.

Esta es nuestra propuesta y aportación al ecosistema de internet. Aspiro a que otras compañeras lo sigan coordinando sin importar quien asiste, si estoy yo u otras compañeras activistas. Las personas somos pasajeras y lo que trasciende son las causas.

Lo importante es crear espacios donde podamos replicar las voces, creaciones y necesidades de las mujeres de la región.

Estoy convencida que juntas vamos a lograr una internet feminista.

 

Te invito a leer:

 

[Columna] a 10 años, ¿cómo vamos con los temas de género en los foros de gobernanza de internet en américa latina?

[Columna] El balance de género en el LACIGF10

LACIGF 9: ¡mejoran las calificaciones del boletín de género!

De la imaginación a la acción: construyendo una internet para nosotras